Cine español: 8 Goyas para “Celda 211”

“Celda 211” con ocho Premios (incluyendo mejor película, director, actor, actor revelación, actriz de reparto, sonido, guión adaptado y montaje) fue la  triunfadora de la gala número 24, después de ir cabeza a cabeza en el número de estatuillas con  “Ágora”, que recogió siete. El excelente  drama carcelario, consagrado ya por el público como la mejor película del año, ha contado también con la aprobación de la Academia de Cine de España.

Dos estatuillas -cada una- se han llevado la coproducción argentina española “El secreto de sus ojos” de José Campanella y “Yo, También”, un producto de Álvaro Pastor y Antonio Naharro. El Goya de Honor fue para Antonio Mercero quien lo recibió en su propia casa en razón de su delicada salud.

Los que leyeron en este blog “Mañana de Domingo”, en marzo de  2009, “Buen Cine en España” y “Preso de una confusión” ambas últimas de noviembre de ese mismo año, saben que Alberto es hijo de Nélida Rey y mío, circunstancia que no invalida que realice un juicio crítico sobre su trabajo -de hecho ya lo hice en esas notas- pero prefiero no reiterarme. Sí diremos -incluyo a Nélida- que creemos en la justicia del premio y lo valoramos como un espaldarazo al talento, la dedicación y el trabajo de Alberto.

De todas las opiniones laudatorias que se han publicado recogemos una que se refiere a sus palabras en la recepción de la estatuilla. El 16 de febrero en el blog “La posada de la Luna”, Almu -la posadera- tituló: Alberto Ammann y escribió: “Escuchar hoy dar las gracias por trabajar con amor, por ser coherente y por luchar por un trabajo que amas, y que además tus compañeros de colectivo te aplaudan y te voten como mejor, por este año, debe ser cuanto menos increíble.

“Pero si además añades la serenidad que le acompaña el semblante y acordarse de quienes creyeron en él, quien le acompaña y quien le dio la vida, entonces ya se hace grande, enorme.

“Como su actuación en Celda 211.

“Y es que este año, esta cara nueva para los que acudimos al cine con más o menos periodicidad, para los que nos sentamos en la butaca y con él sentimos tensión, miedo, rabia, amor, dolor y sed de venganza, este premio es merecido, merecidísimo.

“Desde aquí, desde esta pequeña y anónima posada felicidades a todos los que hicieron Celda 211, y muy especialmente a Luis y a Alberto.

“Felicidades Cine Español”.

Gracias Almu por ese enfoque hecho desde el sentir del espectador. El enlace para ver a Alberto recibiendo el Goya es