Porto Alegre: Olivio de Oliveira Dutra

Continuando con las crónicas de Porto Alegre, el sábado por la tarde nos encontramos con Olivio de Oliveira Dutra en la sede del Partido de los Trabajadores. Fue un encuentro cordial, amable y distendido donde participamos  Eduardo Freire Santana, miembro de la Comunidad para el desarrollo Humano y vocero de la marcha Mundial y Luis Ammann, vocero del partido Humanista de Argentina y vicepresidente de  la Internacional.

Expusimos ante el referente petista las razones y objetivos de la Marcha Mundial y Dutra leyó atentamente la hoja de adhesión. Marcó dos casilleros: “recibir más información” y “Participar en eventos” y estampó su firma. Nos miró a los ojos y explicó con sencillez por qué se sumaba a título personal y nos arengó a continuar trabajando por la Paz.

Para quienes no lo conocen, Olivio de Oliveira Dutra fundó el  Partido de los Trabajadores de Brasil en  1980, junto al hoy Presidente Luis Inacio (“Lula”) da Silvia; fue quien incorporó por primera vez el Presupuesto Participativo cuando era prefecto (Intendente) de Porto Alegre y lo trasladó luego a la gestión estadual al ser elegido gobernador del estado de Río Grande do Sul. Impulsor del MERCOSUR se ha destacado por su honestidad en el manejo de los fondos públicos y personales, siendo  citado internacionalmente como ejemplo de honestidad y transparencia.

Otros cargos ocupados por Olívio Dutra en la política brasileña van desde Constituyente en el año 1986 a ministro de las Ciudades durante el primer mandato del presidente Lula, pasando por la dirección nacional del PT en 1987. Actualmente preside el PT en el estado de Río Grande do Sul.

Este líder petista de extracción sindical -militó en el gremio de bancarios en la década del 70 durante la dictadura militar- es un apasionado por la cultura popular latinoamericana y un trabajador incansable que “lucha por un proyecto transformador en bien de nuestra sociedad” afirman sus allegados.

El Presupuesto Participativo que Dutra implementara en Porto Alegre produjo efectos que desbordaron las fronteras como ejemplo de participación ciudadana. “Es la población, a través de un proceso de debates y consultas, quien determina y decide la cantidad de los ingresos y los gastos, así como dónde y cuándo realizar las inversiones, cuáles son las prioridades y cuáles son los planes y acciones que debe llevar a cabo el Gobierno”, explica un cartel de difusión sobre la pared del local.

Respecto de América Latina Olivio se entusiasma porque estos procesos que estamos viviendo en la mayoría de los países representan -en diferente medida- una “insurgencia democrática contra el proyecto neoliberal implementado en el mundo entero”. Aboga por la unión y la buena convivencia “para no caer en la garra de los intereses de grupos privados internacionales, que siempre desangraron nuestra América para aplicar las políticas de expoliación. En nuestro bloque regional, ya no debemos permitir que un Estado vuelva a quedar en manos privadas, convertido en un Estado mínimo, experiencias que  fueron dolorosas para nuestros pueblos”.

Su entusiasmo no le quita agudeza política: “tenemos mucho que trabajar aún por la soberanía y la reivindicación social de nuestros pueblos y, sobre todo, lograr la plena integración. Cada país debe participar en igualdad y con una real toma de decisión como pueblo dentro del bloque. El presidente Lula es una gran figura internacional y no practica hegemonismo; tiene un corazón abierto y una bondad enorme”.

De la propia generosidad del líder gaúcho no hace falta hablar: está presente como trasfondo en toda su vida, su obra y sus expresiones políticas. Gracias a Olivio de Oliveira Dutra por ser ejemplo de vida personal y social.